Contacto:

(+521) 55 45546918

(+521) 55 48962053

gerardo@rutaorigen.com
 

© 2016 por GRUPO.ASTILLERO

Conoce nuestras redes sociales

June 19, 2019

February 20, 2019

January 30, 2019

March 28, 2018

September 13, 2017

Please reload

Entradas recientes

El café, el único ritual que tengo. Mis 3 métodos favoritos.

March 15, 2018

Despertar con el cuerpo adolorido, como si estuviera en el club de la pelea. Abrir los ojos y sentirlos más pesados que de costumbre, odiar al mundo. Odiar al mundo antes del primer café.

 

En algunas experiencias con Ruta Origen, he tenido la oportunidad de comentarle a nuestros viajeros que para mí, preparar el primer café del día, es una especie de ritual que se acerca mucho a la meditación: Levantarme en contra de la voluntad de mi cuerpo, soportar mi mal humor (aún peor), detener todo, dejar a un lado la agenda y esperar a que el agua se caliente, pesar los granos, molerlos y comenzar a extraer. Tal vez suene ridículo pero el olor de la primera extracción me empieza a despertar y a poner de mejor humor.
 

 

Después de años de estar en contacto con personas de la industria del café, después de conocer productores, trabajar en el campo y compartir preocupaciones con ellos, observar y compartir el trabajo de un tostador y sobre todo, de tomar muchas, muchas tazas de manos de los expertos baristas, he logrado apreciar la complejidad de una taza de café de especialidad, extraído con uno de los métodos manuales que tienen todo un arte más que sólo purismo o pinta hípster de la roma-condesa.

 

Por eso, me gustaría compartirles mis 3 métodos favoritos de extracción para intentar en  casa. En otro post les compartiremos recetas y consejos para extraer lo mejor del grano en cada taza.

 

 

Prensa francesa: La vieja confiable.

 

Todos la conocen, una jarrita de cristal de distintos tamaños, un émbolo con filtro y no mucho más. Este método es muy sencillo de preparar, además de que requiere menos atención que otros. Éste método nos entrega una taza con mucho cuerpo y muchos aromáticos aceites, su consistencia más espesa se agradece por la mañana, además de que su extracción por inmersión nos permite contar con una cantidad más alta de cafeína en comparación con otros métodos. Siempre, para iniciar el día.

 

 



 

 

Aeropress: El de batalla.

 

 

Este método es básicamente una gran jeringa de plástico. Funciona con una extracción mixta de inmersión y filtración con papel. Los filtros son realmente económicos y pequeños. Nos entrega una taza con un buen cuerpo, pero más limpia que la prensa francesa al usar un filtro de papel que detiene la mayoría de aceites y superfinos del grano. Para nosotros, que viajamos constantemente, es el mejor método, está hecho de un plástico muy resistente, su costo es bastante accesible y no ocupa mucho espacio en la maleta.

 

 

 

 



Dripper: Para la tarde

 

 

Éste método requiere un mayor grado de atención y práctica, pero me hace sentir como un barista jugando a la cafetería en mi propia sala. El Dripper es un método por goteo y podemos encontrar una gran variante de éste tipo de métodos, aquí es muy importante controlar el grosor de la molienda de tu café, ya que si es demasiado gruesa tendremos una subextracción y demasiado fina, tapará los poros de su filtro. Me gusta tomarlo, en especial, por la tarde, ya que entrega una taza más limpia y con menos cuerpo, recuerda más a una infusión de té y es perfecta para acompañar la tarde de trabajo y el duelo a muerto con el mal du porc.

 

 

 

 

 

Mi sugerencia personal es comenzar por alguno de éstos métodos. Son realmente económicos y con unas semanas de práctica podremos lograr muy buenas tazas. Ojo, es importantísimo salir a cazar buenos granos, sin un grano bien cuidado y bien tostado, nuestra taza seguirá sabiendo a carbón por mucho “brew bar” que nos aventemos.

 

Pregunta a tu barista, cuéntale los métodos que tienes en tu casa y pídeles consejos de extracción.

Poco a poco, la afición por los métodos de extracción de café va generando un interés por conseguir más juguetes para mejorar la experiencia: Una buena báscula, jarra con cuello de cisne y un termómetro son excelentes para empezar. Si no, la jarrita de peltre, una prensa francesa y mucho amor harán el trabajo para comenzar.

 

Bebe café, bebe café mexicano.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square